Última Hora

Desde mediados de agosto, INCOPESCA trabaja en un proyecto de ley para que la Sala Constitucional permita de nuevo el uso de redes de arrastre en la pesca de camarón.

Sin embargo, el Ministerio de Agricultura puso su mira en una nueva técnica usada en la pesca de arrastre en Nueva Zelanda.

Una red permite que todos los peces capturados naden bajo el agua en un contenedor hecho de PVC y que la tripulación pueda seleccionar lo capturado por tamaños antes de llevarlos a la cubierta.

Las autoridades estudian la posibilidad de enviar técnicos a Nueva Zelanda para que valoren si la técnica puede aplicarse en Costa Rica.

Los grupos ambientalistas aseguran que no existen avances tecnológicos que eviten por completo la mortalidad de otras especies en la pesca de arrastre de camarón.

Las primeras dos licencias de pescadores de arrastre vencen el próximo año y debido al voto de la Sala IV, INCOPESCA no puede dar nuevas licencias o renovarlas.

Las autoridades insisten en que trabajan en una solución que beneficie al sector ambiental y a las familias que viven de la pesca de arrastre.

La pesca de arrastre de camarón provoca que decenas de especies queden atrapadas en las redes de forma incidental.

Por eso la técnica es catalogada por ambientalistas como una de las peores prácticas pesqueras.