Última Hora

La parte trasera de los autobuses ha tenido que ser modificada, pues en los últimos meses se ha convertido en el lugar ideal para que algunos arriesguen sus vidas viajando gratis.

Por ejemplo un escolar se cuelga del bus para viajar de vuelta a su casa.

Las cámaras de los buses de la empresa Lared han captado cómo en algunos casos no es uno sino varios los pasajeros.

Ellos esperan a que el bus se detenga en alguna parada, ya sean en San Juan de Dios o en Poás de Aserrí.

Allí los jóvenes se cuelgan del bus y recorren largas distancias arriesgando su vida y convirtiéndose en un verdadero problema para las empresas de buses.

Por eso han tenido que tomar algunas medidas.

En la empresa ya han denunciado ante las autoridades la situación que vienen sufriendo.

Ellos afirman que los choferes no pueden percatarse cuando las personas se cuelgan de la parte trasera y ha sido con las cámaras de otros buses como han detectado la situación.

Ellos esperan que la población haga conciencia del serio peligro que representa esta situación máxime cuando son tantas personas que se cuelgan de la tapa del motor que podría perfectamente soltarse en movimiento.