Última Hora

Cansado de buscar un empleo, Diego Ramírez se convenció de que la mejor forma de adueñarse de un trabajo es prepararse en lo que necesita el mercado laboral. Por eso, decidió entrar al INA a convertirse en un técnico especializado en refrigeración industrial.

Y es que sin duda hoy los diferentes técnicos tienen más oportunidades para encontrar un empleo. Por ejemplo, por cada ingeniero industrial que contrata una empresa, se requieren 10 técnicos .

Según datos de CINDE, en este momento las empresas necesitan cerca de 4.000 técnicos especializados al año, pero lamentablemente, según el presidente del INA, solo se preparan aproximadamente 2.000; es decir, hay 2.000 empleos que nadie aprovecha, y esto ocurre por dos razones.

La primera es que, a pesar de que al INA ingresan miles de estudiantes cada año, la mayoría de ellos se inclinan por los cursos, y no por los técnicos especializados.

La otra razón es que si hubiera más interesados en los niveles técnicos especializados, el INA tampoco tiene la capacidad para prepararlos.

Para cursar una especialidad de este tipo, el bachiller de secundaria es un requisito.

Esta es la razón por la que personas como Andrea Silva no pudieron estudiar un nivel técnico en el INA. Ella ingresó al Instituto pero estudió un curso de estética que hasta el momento no le ha servido para encontrar un trabajo.

Cuando no la contratan para confeccionar ropa, Andrea está atenta a conciertos o partidos donde trabaja vendiendo boletos o con grupos de acomodadores. Ella nos está presentado otra cara del desempleo en Costa Rica: el subempleo.

Lo preocupante es que este indicador ha venido subiendo desde el 2011, y hoy es del 13%, lo que significa que cerca de 290 mil personas están en condición de desempleadas.