Última Hora

La pequeña Celeste, que sobrevivió al accidente en el que fallecieron sus padres y hermana en la ruta 27, fue dada de alta este miércoles.

Ella tiene una fractura en su fémur y una contusión pulmonar, y deberá regresar el próximo jueves al hospital para un examen de rutina, después de ello podría viajar a Perú.

La niña de siete años fue la única sobreviviente luego de que el carro en el que viaja con su familia rumbo a la playa chocara contra un bus en la ruta a Caldera.

En el lugar murieron su padre, un empresario peruano, su madre y su hermana de cuatro años.

Los cuerpos de los tres fueron trasladados este martes a Perú.

Con Celeste en Costa Rica se quedó su tía y una amiga de la familia que la cuida desde pequeña.

El fin de semana, al parecer regresaran a Costa Rica las abuelas de la niña, para finalizar los trámites y esperan en cuestión de 10 días volver a su país.