Última Hora

Una huelga de hambre entre los privados de libertad, para manifestar su malestar por los servicios de salud y alimentación del centro penitenciario, dio inicio a un motín en la cárcel de Liberia.

En medio de la protesta, algunos reos incendiaron colchones y quebraron objetos, lo que obligó a la intervención de la Fuerza Pública y los bomberos.

Dos pabellones y parte de la estructura de la cocina fueron afectados seriamente por las llamas.

Según confirmó Jorge Rodríguez, viceministro de Justicia, en el intento de motín en el centro penitenciario Camino Real en la Liberia, participaron alrededor de 300 privados de libertad.

Para controlar la situación, fue necesario el uso de gases. Finalmente, la policía detuvo a 15 de los revoltosos y brindó atención a los dos heridos.

Además, como medida preventiva, se reforzó la seguridad en los alrededores de La Reforma y la cárcel de San Sebastián.