Última Hora

Noticias

Eva Longoria congela óvulos en su matrimonio con Parker

Eva Longoria congela óvulos en su matrimonio con Parker

Durante la grabación de Esposas Desesperadas, la actriz tomó precauciones por si en un futuro decidía ser madre soltera.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Durante la grabación de Esposas Desesperadas, la actriz tomó precauciones por si en un futuro decidía ser madre soltera.

Debido a que los productores de Mujeres Desesperadas la alertaron de que no podía quedarse embarazada mientras rodaba en la pequeña pantalla, Eva Longoria decidió tomar las medidas necesarias para asegurarse de que se convertiría en madre cuando la serie echara el telón, en 2012. Por este motivo, decidió congelar algunos de sus óvulos mientras estuvo casada con el jugador de baloncesto Tony Parker, entre 2007 y 2010.

"Eva Longoria decidió congelar sus óvulos para quedarse embarazada en el momento que ella juzgara más oportuno", señaló una fuente a la edición francesa de la revista Closer.

Según reza la publicación, los rumores que recientemente aseguraban que Eva podría estar embarazada -debido a unas fotografías en la que se la veía con más curvas de lo habitual-, ahora se unen a las informaciones que señalan que la actriz visitó una clínica de fertilidad a mediados del pasado diciembre, donde podría haber recurrido a un donante de esperma para empezar una familia como madre soltera.

"Ella se ve capaz de educar a un bebé sin la presencia de un hombre a su lado. Tiene tanto los medios como las ganas, sin duda está lista. A sus 37 años, la probabilidad de tener un hijo es del 12% por ciclo, lo que pasa a convertirse en el 6% a los 40 años", aseguró.

Desde que se divorciara de Parker, a la intérprete se le han conocido dos parejas: el músico Eduardo Cruz, con quien mantuvo un noviazgo durante un año, y el deportista Mark Sanchez, con quien salió seis meses hasta el pasado octubre. Sin embargo, tal y como hiciera recientemente su ex cuñada, Mónica Cruz, Eva podría no esperar a su "alma gemela" para convertirse en madre, un deseo que nunca ha ocultado.