Última Hora

Los parientes de la familia peruana que sufrió un grave accidente en la ruta 27, mostraron su gratitud con la atención que han recibido en Costa Rica, así como el trato para Celeste, la niña que sobrevivió al percance.

Un empresario, su esposa y su hija menor perdieron la vida al chocar contra un autobús cuando viajaban hacia Guanacaste. Mientras que la menor de siete años se encuentra estable en el Hospital Nacional de Niños.

Alvaro Raffo, hermano de la mujer fallecida, dijo que ha habido incondicionalidad “de todo mundo”. Además, confirmó que el miércoles se llevará a cabo el velorio, mientras que el jueves será la cremación o entierro.

Carmen Hanza, su madre, dio que el esposo de su hija estaba en tratamiento y venían bastante a Costa Rica, “venían a pasar una semana de vacaciones a la playa”, contó

“Juan era pura vida”, dijo Alfonso Casabone, amigo del empresario fallecido.

Todos, en general, dijeron estar conmovidos por la hospitalidad y el trato que ha recibido. Incluso, afirman que Celeste ha recibido regalos de gente que ni siquiera los conoce.

“La dirección del hospital, el director, los médicos y psicólogos; hemos quedado agradecidos a mas no poder”, aseguró.