Última Hora

Internacional

Obama dará una rueda de prensa tras ocho días de paralización administrativa

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofrecerá una rueda de prensa a las 14.00 hora local (18.00 GMT), informó hoy la Casa Blanca, en la que previsiblemente abordará la crisis presupuestaria.

Agencia EFE Hace 10/8/2013 11:06:00 AM

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofrecerá una rueda de prensa a las 14.00 hora local (18.00 GMT), informó hoy la Casa Blanca, en la que previsiblemente abordará la crisis presupuestaria.

Obama hará primero una declaración antes de responder a las preguntas de los periodistas, según un comunicado.

Aunque la Casa Blanca no ha especificado en su nota el motivo de la convocatoria, la crisis presupuestaria copará previsiblemente la rueda de prensa, después de que hoy se cumpliera el octavo día de paralización parcial de la administración central por la falta de un presupuesto para el nuevo año fiscal que comenzó el 1 de octubre.

Obama telefoneó hoy al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, para transmitirle de nuevo su disposición a negociar sobre cualquier aspecto de política económica o doméstica, pero siempre y cuando el Congreso desbloquee antes la paralización administrativa y retire la amenaza permita el aumento del techo de la deuda.

Estados Unidos llegará al límite de su capacidad de endeudamiento el próximo 17 de octubre, e incurriría en suspensión de pagos si no se eleva a tiempo ese techo.

La Casa Blanca explicó en un comunicado que "el presidente está dispuesto a negociar con los republicanos -después de que se retire el cierre de la Administración y la amenaza de la suspensión de pagos- sobre todas las políticas que consideren que fortalecerían al país".

Según la nota, Obama también reiteró a Boehner su disposición a negociar sobre las prioridades que los republicanos consideran básicas para mejorar la situación económica, el apoyo a la creación de empleo del sector privado y la mejora de la competitividad empresarial, así como para fortalecer la reforma sanitaria y seguir reduciendo el déficit, que supera el 8 %.

Además, Obama instó de nuevo al líder republicano a que someta a voto la propuesta de financiación temporal del Gobierno sin ninguna disposición adicional a fin de poder acabar con la paralización de la Administración cuanto antes.

El presidente estadounidense se refirió también a la propuesta del Senado de ampliar un año el límite de la deuda federal, y pidió a Boehner que permita que se someta a voto "sin ataduras ideológicas".

Obama recordó al líder republicano que sólo el Congreso tiene la autoridad para elevar el techo de la deuda y que, de no hacerlo, "podría haber graves consecuencias para las familias de clase media y para la economía estadounidense en su conjunto".

La paralización de la Administración estadounidense se debe a la falta de acuerdo en el Congreso para aprobar una ley de financiación temporal de la Administración antes del 1 de octubre, día en que comenzó el nuevo año fiscal.

Los republicanos, fundamentalmente su ala más conservadora, el Tea Party, querían condicionar esa financiación a retrasar la aplicación o dejar sin fondos la reforma sanitaria promulgada en 2010 y considerada uno de los mayores logros del mandato de Obama.