Última Hora

A pesar de que el Ministerio de Ambiente anunció la decisión de no prorrogar el contrato que tiene desde hace 25 años con la Fundazoo para la administración del zoológico Simón Bolívar, en este momento las autoridades están con las manos atadas.

La fundación interpuso medidas cautelares contra el MINAE, alegando que la decisión de no continuar con el contrato fue comunicada cinco meses después de lo debido.

El Ministerio de Ambiente conformó una comisión de expertos con la Universidad de Costa Rica y el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA).

El órgano tendrá como objetivo decidir el futuro de los 240 animales que viven en el Simón Bolívar y en el centro de conservación de Santa Ana.

También trabajan de la mano con el Ministerio de Cultura, para convertir estos espacios en centros de educación ambiental.

Los administradores del zoológico insisten en que los animales deben quedarse donde están.

Si el Tribunal Contencioso falla a favor del MINAE, el zoológico se convertirá en un espacio sin animales exóticos a partir del 10 de mayo del próximo año.

Pero mientras tanto, el león Sibú, al igual que el resto de sus compañeros, continuarán en el mismo lugar.