Última Hora

Con el auge de la tecnología digital y las cámaras fotográficas en la gran mayoría de los teléfonos celulares, cualquiera toma fotos, pero no a cualquiera le quedan bien.

Si desea tomarle fotos a sus hijos y que éstas sean dignas de exposición, hay algunos detalles importantes que debe considerar.

Fotografiar niños pequeños, con su espontaneidad característica, puede ser una tarea sencilla. Pero conforme van creciendo, tratar de sacar esas fotografías mágicas, puede requerir de un poco más de creatividad.

No siempre son necesarias las sonrisas para sacar una buena foto; así que no les pida que sonrían, déjelos que ellos mismos elijan la
expresión que desean.

Si les va a pedir que pose, prefiera posiciones cómodas, naturales, sencillas para ellos, y no los presione, si pierden el interés es casi imposible que logre la fotografía perfecta.