Última Hora

Los vecinos de Guácimo en Limón, dieron alerta de que la fuerza del río Parismina falseaba el acceso al puente que pasa sobre ese río y que comunica a San José con limón.

A las 6 de la tarde del miércoles, el paso sobre la ruta 32 quedó cerrado. La luz del jueves, dejó ver el daño que causó la fuerza de la naturaleza.

La reapertura del paso aún no está definida, aunque en el MOPT afirman que podría ir de cuatro a cinco días, dependiendo del clima.

Algunos no sólo le atribuyen la caída de la capa asfáltica en ambos sentidos a la fuerza de la naturaleza, sino también a la negligencia humana.

Según ellos, la explotación de un tajo sería la causa principal del aumento en la fuerza del río, que a su paso arrasó con árboles y piedras.

Estos factores provocaron la caída de la rampa de acceso al puente sobre el río Parismina.

Las presas en el sentido San José-Limón, superan de la mañana de este jueves el kilómetro y medio. En su mayoría, compuestas por traileros que transportan granos.

Antes de llegar al puente, ningún oficial de tránsito reguló el paso, por eso los choferes no tomaban las rutas alternas y terminaron engordando las filas de vehículos.

La vía alterna solo es una. Se trata de la ruta 10, la que lleva de Turrialba a Siquirres.

Mientras tanto, decenas de vecinos de Guácimo utilizan la antigua vía férrea para trasladarse a Siquirres.