Última Hora

Noticias

Combates "cuerpo a cuerpo" entre soldados franceses e islamistas en Malí

Los soldados franceses de las fuerzas especiales combatían "cuerpo a cuerpo" este miércoles contra los rebeldes islamistas en Diabali, a 400 kilómetros al norte de Bamako, afirmaron fuentes de seguridad.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Los soldados franceses de las fuerzas especiales combatían "cuerpo a cuerpo" este miércoles contra los rebeldes islamistas en Diabali, a 400 kilómetros al norte de Bamako, afirmaron fuentes de seguridad.

"Las fuerzas especiales se encuentran actualmente en Diabali, combatiendo cuerpo a cuerpo contra los islamistas. El ejército malí también se halla en el lugar", explicó una fuente de seguridad malí.

La información fue confirmada por una fuente de seguridad regional, que precisó que la columna de soldados franceses que salió del aeropuerto de Bamako no participaba en estos combates pero permanecía "alerta" en Niono (a 50 kilómetros al sur de Diabali) y en Markala, más al sur.

Los islamistas, presuntamente dirigidos por el argelino Abú Zeid, uno de los jefes de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), tomaron Diabali el lunes.

La localidad fue bombardeada varias veces por la aviación francesa, pero los islamistas no se fueron completamente de ella y, según varios testimonios, intentan mezclarse con la población y utilizarla como escudo.

Los soldados franceses se dirigían este miércoles hacia el norte de Malí para combatir a los grupos islamistas armados contra los que Francia libra una guerra en este país africano desde el 11 de enero.

"Hasta ahora, había algunas fuerzas terrestres en Bamako para aportar seguridad a nuestros ciudadanos (franceses), a los ciudadanos europeos y a la capital. Ahora las tropas francesas están subiendo hacia el norte", declaró este miércoles el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, a la radio RTL.

Más de 800 soldados franceses han sido ya desplegados en Malí y próximamente serán en total unos 2.500.

No obstante, el presidente francés, François Hollande, afirmó que Francia "no tiene la intención de quedarse en Malí", y que una fuerza oesteafricana de unos 3.300 hombres tomará el relevo de las tropas francesas.

Los jefes de Estado Mayor de la Comunidad Económica de los Estados de África del Oeste (CEDEAO) prosiguen este miércoles en Bamako una reunión iniciada el martes para poner a punto los "últimos detalles" para implementar esta fuerza, que actuará de conformidad con una resolución de la ONU.

Bautizada Misma (Misión internacional de apoyo a Malí), esta unidad será dirigida por el general nigeriano Shehu Abdulkadir.

Nigeria suministrará 900 hombres que teóricamente empezarán a llegar este miércoles. Niger, Burkina Faso, Togo y Senegal anunciaron el envío cada uno de 500 efectivos, Benin 300, y Guinea y Ghana un centenar cada uno.

Por su parte, Italia ofreció apoyo logístico a Francia para las operaciones militares en Malí, indicó este miércoles el ministerio de Relaciones Exteriores. El anuncio fue hecho por el titular de la cartera, Giulio Terzi, ante el Parlamento después de que Francia lanzara sus tropas a combatir por tierra. "La operación lanzada por Francia es coherente con la resolución 2085 del 20 de diciembre del Consejo de Seguridad de la ONU", afirmó Terzi. El ministro manifestó claramente el "pleno apoyo" de Italia a la intervención aprobada por la ONU y a nivel de Unión Europea ofreció suministrar "apoyo logístico a las operaciones".

Italia va a proponer durante la reunión de ministros de Relaciones Exteriores prevista para el jueves en Bruselas, "el envío urgente" de una misión de 250 entrenadores a Bamako, capital de Malí, para contribuir a la formación y el entrenamiento del ejército malí, que "hasta ahora no estaba en condiciones de afrontar la situación", dijo Terzi.

La canciller alemana, Angela Merkel, estimó este miércoles que "el terrorismo en Malí" es "una amenaza para Europa". "Alemania considera que la situación en la región es parte de su propia situación de seguridad, ya que por supuesto el terrorismo en Malí (...) no es sólo una amenaza para África, pero también para Europa", declaró Merkel en rueda de prensa en Berlín con el presidente de la CEDEAO, el jefe de Estado marfileño, Alassane Ouattara.