Última Hora

Internacional

Suspenden obras en estadio mundialista de Curitiba por riesgos de seguridad

El estadio debe acoger cuatro partidos de la Copa del Mundo el año próximo.

AFP Agencia Hace 10/2/2013 11:57:00 AM

Las obras de reforma del estadio mundialista de Curitiba, ya atrasadas, fueron suspendidas a pedido de un juez debido a serios riesgos de seguridad para los obreros, informó este miércoles la justicia local.

La jueza del estado de Paraná (sur) Lorena Colnago pidió la suspensión inmediata de las obras de la Arena da Baixada, avanzadas en un 78%, dijo a la AFP una portavoz de la Fiscalía de trabajo del estado.

"La jueza ha tomado la decisión y la empresa que realiza las obras debe respetarla. Han tomado esta decisión con el argumento de que hay riesgos para la salud de los obreros" y el tema será discutido con las empresas, dijo la portavoz.

El estadio debe acoger cuatro partidos de la Copa del Mundo el año próximo.

Al visitar las obras el 22 de agosto, el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, indicó que "Curitiba aún tiene definitivamente mucho trabajo por hacer" para terminarlas antes del 31 de diciembre, como es lo prometido.

El techo retráctil que iba a ser instalado en el estadio de Curitiba fue dejado de lado para el Mundial porque atrasaría más las obras, indicó entonces Valcke.

Las primeras conversaciones entre las empresas constructoras y las autoridades estatales tendrán lugar este viernes.

La multa por no respetar la orden de la justicia es de 500.000 reales (220.000 dólares).

La jueza adoptó la decisión tras un informe del ministerio de Trabajo que señala un "grave riesgo de que trabajadores queden enterrados, (sufran) atropellamiento y colisión, caídas de altura", entre otros, y que motivó una acción civil pública de la Fiscalía de trabajo.

Las empresas contactadas por la AFP no comentaron la orden de la jueza.

Hay temores de que las preparaciones para la primera Copa del Mundo en Brasil desde 1950 se atrasen en varias de las 12 sedes del Mundial.

La semana pasada surgió una controversia luego de que un juez de la región de Amazonas sugirió usar el estadio de Manaos (norte) como un centro de detención temporaria de prisioneros tras la Copa, ya que la ciudad carece de un equipo de primera división que pueda llenar esta instalación para 45.000 aficionados tras el torneo.

Otra polémica surgió la semana pasada cuando las autoridades encontraron a 111 obreros trabajando en condiciones similares a la esclavitud en la modernización del aeropuerto de Sao Paulo para el Mundial-2014.