Última Hora

Internacional

Occidente podría dejar de pedir a Irán que pare su actividad nuclear

Los gobiernos occidentales están considerando permitir a Irán seguir con algunas actividades de enriquecimiento de uranio, como parte de un posible acuerdo para resolver una disputa...

Agencia Reuters Hace 10/2/2013 10:36:00 AM

Los gobiernos occidentales están considerando permitir a Irán seguir con algunas actividades de enriquecimiento de uranio, como parte de un posible acuerdo para resolver una disputa de una década que Teherán dice que quiere alcanzar en los próximos seis meses, dijo un destacado diplomático de la Unión Europea.

La nueva postura, una reacción al acercamiento del presidente Hasan Rohani a Occidente, podría significar aliviar una larga demanda para que Irán suspenda todo el enriquecimiento debido a las preocupaciones de que Teherán podría estar desarrollando armas nucleares.

En una entrevista con Reuters, el ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius, dijo: "Creo que parte del juego es que si los iraníes demuestran que lo que sea que estén haciendo es pacífico, será posible que lo hagan, según entiendo".

"Es condicional. No es un acuerdo cerrado, pero sin embargo es una posibilidad para explorar", dijo. "Gracias a este acercamiento. Cómo lucirá, no lo sé", agregó.

Lituania tiene la presidencia rotativa de la Unión Europea hasta fin de año, lo que da a Linkevicius un conocimiento mayor de muchos debates políticos internos.

Una serie de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU exige a Irán que detenga el enriquecimiento de uranio. Una de ellas demanda una "suspensión completa y sostenida de todas las actividades de reprocesamiento y enriquecimiento relacionado".

Irán se ha negado a cumplirlas, diciendo que su pertenencia al tratado de no proliferación nuclear le da derecho a buscar tecnología nuclear pacífica. Esa negativa ha provocado varias rondas de sanciones de la ONU y Occidente.

Rohani, un presidente relativamente moderado elegido en junio, ha reiterado la insistencia de Irán de que no busca armas nucleares, pero ha prometido despejar las preocupaciones internacionales, esperando aliviar las sanciones que han afectado su habilidad para exportar petróleo.

Los diplomáticos occidentales tienen cautela sobre su postura, al decir que aún debe hacer propuestas concretas.

Pero en privado, muchos reconocen que Teherán probablemente necesitará ser autorizado a mantener alguna actividad de enriquecimiento a un nivel bajo como parte de un acuerdo político más amplio, mientras los inspectores de la ONU tengan suficiente poder de supervisión.

Israel, que dice que la perspectiva de un Irán con armas nucleares es una amenaza a su existencia, insiste en que sólo es aceptable un abandono de todo el enriquecimiento de uranio.