Última Hora

Una pareja en Pérez Zeledón empezó, como un juego, la construcción de una casa bajo tierra.

Nadie sabe cómo lo lograron, pero poco a poco terminaron lo que hoy es una verdadera mansión bajo tierra, que se ha convertido en una verdadera atracción turística.

De una vez le decimos que sólo se puede visitar, pero no se alquila como un hotel.

Esta casa es una verdadera interpretación humana de cómo viven los topos bajo tierra.