Última Hora

Día a día miles de costarricenses cruzan el puente del Saprissa. Lo que ninguno de ellos se percata es la flora y fauna que subsiste abajo, en medio de un río sucio, contaminado y lleno de desechos.

Parece increíble que un país "verde" como el nuestro, tenga varios de los ríos más contaminados de Centroamérica.

Pero no hay que perder la esperanza. Cuando los jóvenes se interesan por limpiar, por valorar la flora y la fauna del país, por cuidar las ciudades, quiere decir que cosas buenas vienen en nuestro futuro.

Repase el reportaje y la entrevista completa en vídeo.