Última Hora

Dormir calientitas y cómodas, no debe ser sinónimo de falta de estilo.

Irnos a la cama con atuendos que nos gusten, limpios, cómodos, pero sobre todo ideales para estas noche frías es lo más recomendable.

Debemos elegir pijamas que estén fabricadas con telas frescas, porque las hechas de materiales resbalosos o muy calientes, no nos permitirán un descanso profundo.

Estas, suelen provocar calor u otras incomodidades, por eso su ropa de dormir debe estar compuesta principalmente por algodón.

Para conseguir ese confort, por increíble que suene, los colores también juega un papel muy importante, ya que entre menos intensidad tenga la tela, menos químicos se usaron para teñirla.

Eso podría favorecer su sueño. Descanse profundamente bien abrigada, pero hágalo, con elegancia.