Última Hora

Según un estudio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Costa Rica ocupa el puesto número 72 del mundo, en cuanto a uso de banda ancha se refiere, y sólo un 47% de la población tiene internet.

La investigación evidencia que un mayor y mejor servicio de banda ancha contribuye con el crecimiento económico de las personas.

Además, está estrechamente ligado al aprendizaje de los habitantes, en especial de los niños y adolescentes.

Los teléfonos inteligentes revolucionaron el mercado, pues, a partir de su llegada, el acceso a internet creció en un 30%.

Aunque el estudio no evidencia la relación entre el dinero y el acceso a la banda ancha, lo cierto es que el poder adquisitivo está ligado a mejores condiciones de información.

En el país existen compañías que brindan conectividad de alta calidad, pero los precios no son accesibles para la mayoría de ciudadanos.