Última Hora

Internacional

Prisión preventiva para el activista de Greenpeace que necesita una medicina vital

La defensa de la alpinista finlandesa Sini Saarela pidió libertad bajo fianza de un millón de rublos (31.000 dólares) o arresto domiciliario.

Agencia EFE Hace 9/29/2013 9:18:00 AM

Moscú, 29 sep (EFE).- El tribunal Leninski de la ciudad rusa de Múrmansk dictó hoy una orden de prisión preventiva por dos meses para otros cuatro activistas del rompehielos de Greenpeace "Arctic Sunrise" acusados de piratería, entre ellos una finlandesa que pidió libertad bajo fianza por graves problemas de salud.

La defensa de la alpinista finlandesa Sini Saarela pidió libertad bajo fianza de un millón de rublos (31.000 dólares) o arresto domiciliario para su clienta y presentó al tribunal la reserva en un hotel de Múrmansk, el mayor puerto ruso en el Ártico.

La abogada de la ecologista, Larisa Vasílyeva, aseguró que Saarela carece de la glándula tiroides y debe recibir desde su país medicación vital, según las agencias rusas.

Saarela "subraya que son medicinas vitales, sin las cuales podría morir. Ni los médicos del hospital de Múrmansk, ni el equipo instructor del caso han puesto a su disposición esas medicinas, de las que solo dispone hasta el final del día", advirtió Vasílyeva.

La ecologista finlandesa fue hospitalizada el pasado viernes tras sentirse mal, pero fue dada de alta y devuelta al centro de detención preventiva al día siguiente.

El tribunal, no obstante, no atendió los argumentos de la defensa al considerar que la sospechosa podría fugarse a su país o destruir pruebas del caso.

Saarela participó en el intento de abordar y encadenarse a la plataforma Prirazlómnaya del gigante energético ruso Gazprom, pero cayó al agua y fue rescatada por una embarcación de los guardacostas rusos, según se pudo saber hoy en la vista previa.

Entre los condenados hoy también están el experto en relaciones públicas de Greenpeace, Dmitri Litvínov, ciudadano de Suecia y Estados Unidos de origen ruso; la secretaria de prensa de la ONG, Faiza Aulahsen, procedente de los Países Bajos, y un marinero ucraniano.

La vista previa en el tribunal del puerto ruso adonde han sido llevados los 30 miembros de la tripulación del "Arctic Sunrise" continúa para decidir el futuro de otros cuatro activistas de Greenpeace, que con toda seguridad correrán la misma suerte que sus compañeros.

La Justicia rusa ya dictó el jueves órdenes de prisión preventiva para 22 tripulantes del "Arctic Sunrise", acusados de un delito de piratería tras ser detenidos hace diez días en el llamado mar de Pechora (el sector sureste del mar de Barents) cuando intentaban encadenarse a la plataforma petrolífera.

Entre ellos están los argentinos Miguel Hernán Pérez Orz y Camila Speziale, además de otros ciudadanos de Rusia, Argentina, Francia, Turquía, Polonia, Suecia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido, Australia, Estados Unidos e Italia.

Tras la protesta junto a la plataforma de Gazprom, el rompehielos de la ONG fue apresado por la guardia de fronteras rusa y sus tripulantes detenidos, y una vez remolcado el buque hasta el puerto de Múrmansk, fueron trasladados a tierra para comparecer ante la Justicia.

El consorcio energético planea comenzar la extracción de petróleo en esa plataforma en el primer trimestre de 2014, lo que, según la ONG, aumenta el riesgo de que se produzca un vertido de petróleo en un área que contiene tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa.