Última Hora

Esta semana, hemos conocido más historias de determinación en la vida. En este Buen Día, le vamos a presentar a Lea, una joven de 17 que no le teme a luchar por lo que quiere en la vida.

Es vendedora ambulante, pero está estudiando, y además de eso, juega al fútbol.
Quiénes no conocen a Lea, ven en ella a una muchacha como cualquier otra: siempre alegre, estudiosa y amante del fútbol.

Esa es ahora su realidad sin embargo hace pocos años, su infancia fue muy distinta.

A su corta edad aprendió que la vida es lo que uno decide. Se le ve entrenando con gran pasión sin imaginar los esfuerzos que hace a sus
17 años para cumplir sus objetivos en la vida.

Es de admirar que siendo tan joven, logre tener conciencia de lo que es realmente valioso. La calle le ha enseñado mucho, pero sabe a lo que se expone, cuando se enfrenta a ella, sin embargo aprendió a ganarse el respeto de esa selva en la que sobrevive el más fuerte.

El fútbol es lo que la motiva. Corres detrás del balón, es la manera simbólica de perseguir grandes sueños.

Su espíritu valiente, su actitud esforzada y el gran amor que siente por ese deporte en el que encontró escapatoria de los peligros de la calle, seguro que la llevará, muy lejos.