Última Hora

Internacional

Acapulco sufre nuevas inundaciones y amenaza de lluvias torrenciales

Como medida de prevención, las autoridades decidieron suspender las clases de este jueves en el balneario, de casi 800.000 habitantes.

AFP Agencia Hace 9/26/2013 10:38:00 PM

ACAPULCO, 27 septiembre 2013 (AFP) - El balneario de Acapulco (sur), uno de los más azotados por las tormentas que la semana pasada dejaron 145 muertos y 53 desaparecidos en México, volvía a sufrir inundaciones este jueves por nuevas lluvias que amenazan con convertirse en torrenciales, informaron autoridades.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo a la prensa local, durante un recorrido por un centro de acopio de víveres, que se incrementó de 139 a 145 la cifra de fallecidos por las precipitaciones.

Al menos 22 colonias (barrios) de este puerto sufren nuevas inundaciones y daños en algunas vías por las intensas lluvias registradas desde la noche del miércoles a causa de una nueva baja presión cercana a las costas del océano Pacífico, informó el gobierno del estado de Guerrero, al que pertenece Acapulco.

Como medida de prevención, las autoridades decidieron suspender las clases de este jueves en el balneario, de casi 800.000 habitantes.

La principal vía al aeropuerto internacional de Acapulco fue cerrada a la circulación por una fuerte inundación provocada por un nuevo desbordamiento de una laguna, aunque trabajadores informaron a la AFP que la terminal opera con normalidad.

Unas 40 personas fueron evacuadas de una zona de alto riesgo del balneario y habitantes de Punta Diamante, donde se encuentran grandes complejos hoteleros y que fue muy azotada por el temporal, salieron de sus casas por temor a quedar atrapados por el agua como les ocurrió en días pasados tras el paso del ciclón Manuel.

"Ya no queremos quedarnos sin comer ni incomunicados. Nos vamos a casa de mis suegros en el centro para estar más seguros mientras pasan las lluvias. Nos llueve sobre mojado", comentó a la AFP Wendy Rojas, una habitante de Punta Diamante, donde se llegaron a producir inundaciones de más de tres metros y daños a cientos de viviendas.

Más de 60.000 turistas, la mayoría mexicanos, quedaron varados durante días en Acapulco a raíz del cierre del aeropuerto internacional y de las carreteras de salida a causa de las inundaciones y deslaves generados por Manuel, que impactó la costa Pacífico mexicana el 14 de septiembre como tormenta tropical.

En gran parte del puerto, este jueves seguían los problemas de suministro de agua potable por el colapso del sistema.

Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito, dijo de su lado que los daños que provocaron las fuertes lluvias en diferentes partes de México "no son de la escala que revierta la tendencia de crecimiento económico" del país.

Una combinación de los ciclones Ingrid y Manuel, que azotaron la semana pasada al país por sus dos costados, provocaron la evacuación de 58.000 personas, de las que unas 52.400 siguen aún en albergues.

Según cifras oficiales, resultaron dañadas 1,5 millones de casas, 1.153 unidades de salud pública, unas setenta carreteras, así como 2.150 locales educativos de todos los niveles, con 157.300 alumnos aún sin clases.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) reportó que la nueva baja presión se localizaba a las 18h00 GMT a 120 km al oeste de Acapulco y seguía manteniendo un 10% de probabilidad de convertirse en ciclón.

Este fenómeno podría causar "lluvias torrenciales durante las próximas horas" en las costas de cuatro estados mexicanos sobre el Pacífico, dijo el SMN.