Última Hora

Hoy en el ABC de la Salud le contamos que la música suave debería ser un ingrediente muy importante en su dieta diaria.

La música a la hora de ingerir nuestros alimentos puede ser un excelente aliado para a tener buena salud.

Científicos estadounidenses descubrieron que la música que escuchamos durante la comida afecta la rapidez en que comemos.

Una persona promedio come cinco bocados por minuto cuando esta escuchando música rápida.

Cuatro bocados por minuto cuando no escucha música y tres bocados por minuto cuando escucha música lenta.

Escuchar música lenta mientras comemos es una estrategia bastante eficaz.

De esta manera la comida durará más y por lo tanto usted comerá menos.