Última Hora

El Tribunal Penal de San Joaquín de Flores determinará las medidas cautelares contra una monja de apellido Mejía de 28 años, acusada por abuso sexual contra dos niñas de 11 y 9 años.

Las niñas eran atendidas en una Casa Hogar ubicada en San Lorenzo de Flores. Este miércoles, La Fiscalía pidió medidas cautelares
contra la mujer, entre ellas no trabajar con menores de edad, mantener domicilio fijo, tampoco realizar actividades religiosas.

Además, el Ministerio Público solicitó que a la religiosa no se le permita salir del país, entregue su pasaporte y se mantenga lejos de las afectadas.

Este caso fue denunciado el pasado 30 de agosto por el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), al conocer el testimonio de las niñas.

La mujer es conocida como Sor Adela y pertenece a la Congregación de Hijas de María Auxiliadora, ubicada en Curridabat.
Las menores están bajo la atención de psicólogas y trabajadoras sociales.

“El abuso sexual es el secreto mejor guardado…Lo que más interesa es la protección de ellas y ayudarles a enfrentar la situación” dijo Ana Rojas del PANI.

Por su parte el Instituto dijo que no han recibido notificación alguna sobre algún proceso penal y que colaboraran para cualquier investigación.

Asimismo, que están dispuestos a aplicar la normativa y reglamentos de la Congregación en caso de que se compruebe la culpabilidad de la religiosa.