Última Hora

Internacional

Cientos de arrestos y decomisos de armas en operación federal en Puerto Rico

El Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos anunció el jueves el arresto de más de 300 delincuentes y el decomiso de armas, municiones, dinero en efectivo y narcóticos...

AFP Agencia Hace 9/26/2013 12:27:00 PM

El Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos anunció el jueves el arresto de más de 300 delincuentes y el decomiso de armas, municiones, dinero en efectivo y narcóticos en una acción conocida como Operación Resistencia Caribeña, dirigida a desmantelar grupos criminales en Puerto Rico.

El Departamento de Seguridad Interna (Homeland Security) sostuvo que la operación lanzada en la isla en el verano de 2012 con el apoyo de policías locales puertorriqueñas tuvo como resultado el arresto de 320 delincuentes a quienes se le decomisó 170 armas de fuego, unas 8.000 reservas de municiones, más de 155.000 dólares en efectivo y un amplio rango de drogas ilegales que incluyeron desde cocaína, heroína, ecstasy, Percocet y Oxycodone, precisó un comunicado.

"Ninguna entidad puede hacer frente a las empresas criminales transnacionales de manera unilateral. Se requiere un enfoque de múltiples capas de la agencia", dijo el director de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), John Sandweg.

Sandweg, junto a la fiscal general de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez-Vélez, y el Superintendente de la Policía de la isla, Héctor Pesquera, ofrecieron el jueves un balance de la operación que se lleva a cabo en Puerto Rico por más de un año.

"A través de nuestros esfuerzos conjuntos, en la Operación Resistencia Caribeña, no sólo hemos vuelto las calles de Puerto Rico mucho más seguras, sino que también mejoró la seguridad en el territorio continental de Estados Unidos", indicó el funcionario.

En los últimos años Puerto Rico, estado libre asociado de Estados Unidos, ha visto crecer su índice de criminalidad callejera, vinculado por las autoridades a redes de narcotráfico que pelean por el control de puntos en la isla para traficar narcóticos a las grandes ciudades de Estados Unidos.