Última Hora

Ante el aumento de las presas en la capital, muchas personas deciden dejar sus vehículos en casa y tomar el tren. Sin embargo, esta semana se ha hecho evidente el riesgo que corren debido a la saturación del servicio.

Un video demuestra el peligro que enfrentan los pasajeros, muchos de los cuales deben viajar en las gradas, literalmente colgando de las barras del tren o sobre las juntas de los vagones, ante el riesgo de golpearse o caer debido al movimiento del tren.

El cambio en los horarios de empleados públicos, es otro factor que ha propiciado el aumento en la cantidad de usuarios, algo que ha hecho que el INCOFER valore cambios para cumplir con la demanda.

Así lo dijo a Telenoticias el presidente de la institución, Miguel Carabaguíaz a inicios de esta semana, cuando aseguró que incluso podrían valorar introducir un horario adicional, “específicamente por el tiempo que dure la problemática en el tema de circunvalación”.

Sin embargo, este jueves vía telefónica, la posición de Carabaguíaz fue diferente, pues aseguró a Teletica.com que no se puede hacer más, ya que esos son los trenes con que cuentan, y no existe la posibilidad de tener más. Una solución no se ve, y así lo reconoció al devolver la pregunta al respecto.

Además, cuando se le preguntó si no le parecía irresponsable que se carguen los trenes al punto que la gente deba arriesgarse a caer cuando viaja “guindando” en ellos, el presidente del INCOFER prefirió terminar la entrevista.

“No me parecen los términos en los que me está hablando”, dijo, para luego guardar total silencio y no responder más.

Pese al riesgo al que se exponen los usuarios del servicio de tren, la negativa del presidente del INCOFER por responder, deja en el tema en suspenso y latente el peligro de un accidente de graves consecuencias.