Última Hora

Hay un fenómeno, conocido en el argot de los cirujanos plásticos, como el "mommy makeover" o "cambio de apariencia materno", por su nombre en inglés.

Se refiere a la tendencia detectada, en madres, de querer darse un "retoquecito" luego de algún tiempo.

El problema, es que muchas optan, de una vez, por implantes de seno, sin identificar si ésta es la opción más adecuada para ellas.

Después de todo, hay más de una manera, de reparar un seno.

A la hora de elegir reparar un seno, muchas pueden pensar qué tipo de implante ponerse, sin detenerse a valorar, primero, si los implantes son la primera y única opción.

Los expertos aconsejan realizarse siempre un diagnóstico, si se debe colocar una prótesis, recurrir a reconstrucción, colocar pezón, colocar implante pequeño o simplemente se debe hacer un aumento.

Aparte de ocuparse si el profesional que la atiende, es, precisamente alguien que cumple con todos los requisitos que la ley exige, valore si es alguien quien, efectivamente, le presenta opciones varias.

Para que los resultados se vean bien con usted y juntos vivan el paso del tiempo como debe ser, elija bien sus opciones.