Última Hora

Todos los padres de familia se preocupan porque el niño o niña desarrolle esa capacidad intelectual, pero muchos dejan de lado las habilidades sociales.

En tiempos donde la tecnología muchas veces afecta estas habilidades, es un tema a tener en consideración en cada familia.
En la mayoría de niños la socialización es instintiva, y por eso muchos padres la dan por sentado en sus hogares.

Por otra parte, los adolescentes se meten en una burbuja que, a algunos padres se les hace difícil romper y meterse para ayudarles y guiarles en cómo manejar las relaciones sociales.

La aceptación es un tema importantísimo para los muchachos y tener habilidades sociales es necesario para lograrlo.

La psicóloga Daphne Calvo López, y la psicopedagoga Paula Umaña Torres, nos hablan sobre algunas herramientas para darles estas
habilidades a los hijos.

En primer lugar, las habilidades sociales son aquellos sentimientos o emociones que se involucran a la hora de interactuar con otra persona.

Las personas con falta de este tipo de habilidades, tienen dificultad para planear lo que quieren decir, el mensaje que dan no es claro y
es torpe. Esta situación los va a afectar en la iniciación de amistades.

Este tipo de carencias les impide captar una imagen general, les cuesta entender lo que les dicen, y no pueden expresarlo y sostenerlo.

Pero… ¿Es fácil detectar este problema en los jóvenes? Aunque pareciera fácil detectarlo, no es así, en realidad estas situaciones pasan
desapercibidas por los padres, por la falta de comunicación.

Algunas características básicas de estos jóvenes es que presentan dificultad para hablar, para pedir un favor, para dar las gracias, para enfrentar un problema con sus amigos, compañeros de clase, familiares.

Para poder ayudar a estos muchachos, primero se deben identificar las actitudes que están presentando.

Una vez determinado se pueden aplicar las herramientas necesarias. Los padres deben conversar con los hijos, darles posibles soluciones a los jóvenes para enfrentar los problemas no obstante, nunca se les deben solucionar los conflictos.

Es importante porque les permite interactuar con los demás y a tomar decisiones, eso va a generar independencia y auto conocimiento.

Asimismo, si los niños y jóvenes no enfrentan esas barreras en el momento adecuado, pueden ir quedando cabos sueltos que los afectarán el resto de su vida.

Otro de los grandes puntos es el papel de las redes sociales, ya que ellos interactúan a través de ellas y lo que suceda en ese mundo también los afecta directamente.

Los papás deben estar atentos y ver el comportamiento de los hijos en los diferentes ámbitos, conversar y explicarle sobre la importancia de enfrentar las situaciones y establecer relaciones humanas.

Niños y adolescentes, deben definir: ¿Qué es un amigo? Y a partir de esta interrogante formar un concepto de amistad y de las relaciones que se desean establecer.

Usted puede contactar a las especialistas en manejo de habilidades sociales en niños y adolescentes, Daphne Calvo y Paula Umaña, en la Clínica Herrera Amiguetti al teléfono 22 89 08 10.