Última Hora

Internacional

Palestinos saludan referencia de Obama a las líneas de 1967

Responsables y comentaristas israelíes subrayaron la mención de "Cisjordania ocupada" en el discurso pronunciado por el presidente estadounidense

AFP Agencia Hace 9/25/2013 8:13:00 AM

RAMALA, 25 septiembre 2013 (AFP) - El ministro palestino de Relaciones Exteriores, Riyad al-Malki, saludó este miércoles la referencia del presidente estadounidense, Barack Obama, a las líneas anteriores a la ocupación israelí de 1967 como base a las negociaciones de paz con Israel.

"Las fronteras de Israel y de Palestina deberían basarse en las líneas de 1967 con intercambios (de territorio) de mutuo acuerdo, con elementos sólidos de seguridad para que Israel pueda continuar defendiéndose a sí mismo de todas las amenazas", declaró el martes Obama durante una reunión con el presidente palestino Mahmud Abas en Nueva York.

"El presidente Obama dijo que las negociaciones partían de la referencia a las líneas de 1967", declaró a la emisora de radio oficial Voz de Palestina Maliki, quien acompaña a Abas en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Responsables y comentaristas israelíes subrayaron la mención de "Cisjordania ocupada" en el discurso pronunciado por el presidente estadounidense en la tribuna de la ONU antes de la reunión con Mahmud Abas.

"Esta noción de territorio ocupado es superflua desde nuestro punto de vista", afirmo a la radio pública el ministro israelí de Asuntos Estratégicos y Relaciones Internacionales, Youval Steinitz, miembro de la delegación israelí en Nueva York.

"Negociamos con los palestinos para llegar a un acuerdo que ponga fin al conflicto e instaure la paz y la coexistencia. Pero creo que está muy claro para los palestinos que partes significativas, los bloques de colonias, las zonas de seguridad, permanecerán en territorio israelí", indicó.

Los palestinos exigen que las conversaciones se basen en las líneas anteriores a la ocupación de los Territorios Palestinos (Jerusalén Este, Cisjordania y Franja de Gaza), a través del intercambio de territorios equivalentes, una exigencia que Israel rechaza.