Última Hora

Cuando usted visita un museo lo hace para repasar descubrimientos arqueológicos o parte de nuestra historia.

Pero en el Museo Nacional de Costa Rica, quienes lo visitan son recibidos de una manera muy diferente.

Las mariposas son las anfitrionas de quienes desean hacer un recorrido por la historia de nuestro verde país.

Ubicado en el corazón de San José, el museo está rodeado de carros, contaminación. Pero quienes ingresan al antiguo cuartel Bellavista, son recibidos en un pulmón natural que transporta a las personas que visitan el museo.

La imagen verde que tiene Costa Rica, llevó a los funcionarios del Museo Nacional a implementar este mariposario donde se educa.

El mariposario cuenta con unas 20 especies: la que más llama la atención es la morfo.

Repase el reportaje completo en vídeo.