Última Hora

La ausencia de bonos tiene a los partidos políticos corriendo para encontrar la manera de cobrar 36 mil millones de colones de la deuda estatal.

Las agrupaciones coinciden en abrir un fideicomiso con un banco estatal, que según libertarios y PUSC estaría en manos del Banco de Costa Rica.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) ya estudia esa posibilidad y ve con buenos ojos que se implemente. Porqué podría ser un mecanismo más transparente para invertir la contribución del Estado.

El máximo órgano electoral ya valora si la ley permite este mecanismo.

Lo que no descuida, es que se den los controles necesarios para que se dé un uso transparente y correcto de los dineros.

Con el nuevo Código Electoral, varios partidos fueron denunciados por el tribunal y ahora están en la mira del Ministerio Público.

La Sala Cuarta frenó los bonos de cesión de la deuda, tras acoger para estudio una acción de inconstitucionalidad.

Aunque resuelvan antes del 2 de octubre ese recurso, el Tribunal estima que el proceso para validar bonos no es inmediato y antes de esa
fecha deben estar las reglas definidas, es decir, no cabe la posibilidad de que esta campaña se financie con bonos.