Última Hora

La detección de problemas auditivos en recién nacidos no es fácil... Es más, muchas veces la situación en notoria cuando deben comenzar a hablar, y no lo hacen.

Por supuesto que, mientras más se tarde el diagnóstico, influye más negativamente en el desarrollo social y académico del niño, o niña.
Una prueba simple podría darle la información que necesita para poder ofrecerle al bebé el tratamiento que necesita a tiempo.

Datos internacionales aseguran que dos bebés de cada cien, nacen con pérdida de audición, y cuando la pérdida es leve la mayoría de los padres lo nota hasta cuando sus hijos presentan problemas en el habla.

Esta prueba se puede realizar a cualquier niño desde su nacimiento, especialmente en los que tengan antecedentes familiares que los predisponga a tener una deficiencia auditiva.

La ausencia de un diagnóstico puede dificultar el aprendizaje en aquellos niños con problemas de audición que no fueron detectados a tiempo.

Para mediados del 2014, todos los hospitales de la caja costarricense de seguro social deberán hacer el tamizaje auditivo neonatal antes de que el bebé cumpla tres meses de nacido.