Última Hora

Una investigación reveló que, salvo en dos países, no se detectó evidencia que sugiera que los hijos de madres que trabajan, tengan desventaja sobre los de madres que sí laboran.

Si la maternidad fuera una empresa, costaría definir el puesto que la madre ocupa, pues sus días se ven repletos de labores dignas de un gerente general, de un misceláneo, de un psicólogo, consultor y la lista sigue. Pero además de esto, muchas madres, alrededor del mundo, también tienen otros trabajos.

De acuerdo con una encuesta del Ministerio de Trabajo de los Estados Unidos, esta es la lista de los países con más madres trabajadoras:

Suiza, Dinamarca y Noruega, llevan el primer, segundo y tercer lugares, con 76%, 75% y 74% de madres que también trabajan, a nivel mundial, el promedio es de un 54.3%. Es decir, se sabe que más de la mitad de las madres del planeta, tienen un trabajo adicional.

Eso, ciertamente ha cambiado nuestras sociedades modernas. La misma encuesta revela que, en los Estados Unidos, a las madres que trabajan, las posibilidades de recibir promociones en sus empleos, se les reducen a la mitad.

Eso en cuanto a las madres pero, ¿qué hay de los hijos de las madres que trabajan? Un estudio realizado por la organización para el desarrollo y cooperación económica, un ente que agrupa a 34 naciones industrializadas, asegura que, a nivel global, no hay evidencia que demuestre, que los niños de madres trabajadoras se vean negativamente afectados en su desarrollo.

Después del parto las madres enfrentan un serio problema al tener que empezar nuevamente a laborar, por esta razón decidimos tocar este tema en nuestra entrevista de fondo.

Sin lugar a dudas los primeros meses del bebé son una experiencia única para la mamá pues tiene la posibilidad de estar con ellos 24 horas al día, viéndolos crecer. Pero para las que trabajan fuera de casa y deben volver a sus labores, a las pocas semanas empiezan a aparecer sentimientos encontrados y dudas sobre lo que deben preparar y alistar antes de volver al trabajo.

La doctora Sonia Chaves, pediatra y colaboradora de Buen Día y con nuestra compañera de "Más que noticias", Ginés Rodríguez, quien recién está pasando por esto, conversaron sobre esto.

Para la doctora a la hora de regresar al trabajo, la madre debe sentirse bien y saber manejar la culpa. Agrega que el problema no es el bebé sino la madre.

Ginés Rodríguez asegura que, aunque para ella no fue fácil procura que su hija sienta que ella está segura, confiada y tranquila.

Otro de los grandes puntos es encontrar quien puede cuidar bien de su bebé, para eso los padres deben tomarse su tiempo. Debe ser una persona que le genere confianza y que conozca del cuidado de los bebés.

Además, este cambio requiere de mucha organización en las diferentes labores diarias.
Rodríguez agrega que el continuar laborando, le permite a una madre vivir más intensamente los momentos que pasa con su hija.

Asimismo, las madres deben dejarse apoyar por las personas cercanas, ya sea su pareja, sus amigos y comprender que a muchas madres les sucede.

La especialista concluye que un niño no va a tener problemas porque su madre decida trabajar, lo importante es que el bebé reciba una lactancia adecuada y reciba el amor de los padres en los momentos que se pueda.

En muchos de estos países donde el índice de madres que laboran después del parto, es mayor, se debe a que existen sistemas de lactancia más efectivos y se le brinda a la madre todas las garantías para que pueda cuidar del niño en los primeros meses.