Última Hora

La auditoría interna hecha por el Tribunal Supremo de Elecciones, revela que el partido Movimiento Libertario, tiene deudas que superan los mil días, producto de la compaña electoral anterior.

Cuando el plazo recomendado es de apenas tres meses, es decir, 90 días.

La mayor parte de lo que aún no se ha pagado, obedece a publicidad, un monto estimado de 1.200 millones de colones.

Dos empresarios presentaron demandas en contra de la agrupación.

El tribunal electoral le rechazó a los libertarios, por el concepto de duda política, un total de 1.271 millones de colones.

Pero la auditoria, que tomó casi tres años, también revela errores en facturación, manejo inadecuado con las cajas chicas y que el compromiso financiero del partido supera en poco más de cinco veces el valor de sus activos.

La Fiscalía denunció al menos a tres miembros de la agrupación por un supuesto fraude con unos 200 millones de colones justificados para capacitaciones.