Última Hora

Aunque la selva tropical parece muy exuberante y llena de vida, cada uno se protege como puede para que no se lo coman. 

Por eso, que muchas de las hojas y frutos desarrollan sustancias venenosas como mecanismo de protección.

Aun así, a las aves no les queda más remedio que comérselas y, luego, tienen que ver cómo contrarrestar el veneno para no morir.

¿Cómo lo hacen? Entérese observando el reportaje.