Última Hora

Internacional

Un promedio de 5.500 mujeres nicaragüenses sufren abuso sexual cada año

Un promedio de 5.500 mujeres, en su mayoría niñas, han sido víctimas de violencia sexual cada año en Nicaragua desde 2006 y al menos 157 fueron forzadas a llevar un embarazo producto...

AFP Agencia Hace 9/23/2013 5:27:00 PM

Un promedio de 5.500 mujeres, en su mayoría niñas, han sido víctimas de violencia sexual cada año en Nicaragua desde 2006 y al menos 157 fueron forzadas a llevar un embarazo producto de la violación por la prohibición del aborto terapéutico, informó este lunes un organismo no gubernamental.

De un total de 33.312 denuncias que se presentaron entre enero de 2006 y el primer semestre de 2012, el 83,6% de las víctimas fueron menores de 17 años, reveló el Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico (GEDAT) sobre la base de datos suministrados por el Instituto de Medicina Legal (IML).

La tendencia parecía mantenerse este año con 2.902 casos de violencia sexual registrados en el primer semestre, el 50% de los cuales son niñas menores de 13 años, el 34,6% adolescentes de 14 a 17 años y el 15,4% mayores de 18, subraya el documento.

"El acumulado de casos de violencia sexual desde el año 2006 al primer semestre del 2012 en Nicaragua, es una muestra de lo trágico y alarmante que es esta situación para las mujeres y en particular para las niñas y adolescentes", denuncio el organismo.

El grupo estima, además, que al menos 157 mujeres han quedado embarazadas desde 2006 hasta la fecha, y que la casi totalidad -el 98%- son menores de 18 años, de acuerdo con un monitoreo de medios de comunicación que realiza el organismo, y cuya veracidad no ha sido confirmada ni rechazada hasta ahora por las autoridades.

Según el reporte, la mayoría de estas embarazadas fueron violadas por sus padres (32), padrastros (30), personas conocidas (26), pastores (8) o hermanos (7), entre otros.

En su informe, el organismo menciona a manera de ejemplo el caso de un hombre de 58 años que violó y asesino a su propia hija de 12 años en 2009 y el de un policía voluntario de 43 años que embarazó a su propia hija en la región del Caribe nicaragüense.

Nicaragua derogó en 2007 una disposición del código penal que permitía a los médicos practicar un aborto terapéutico a mujeres cuyas vidas corrían peligro por problemas en el embarazo o enfermedades.

La reforma -que fue promovida por petición de la jerarquía católica- estableció penas de hasta seis años de cárcel a las personas que interrumpan un embarazo y de 10 años si la mujer muere o queda lesionada como consecuencia de un aborto.