Última Hora

Noticias

Galilea Montijo asegura que los hombres le hacían bullying cuando subió 28 kilos

Galilea Montijo asegura que los hombres le hacían bullying cuando subió 28 kilos

Galilea Montijo reveló que el año pasado, cuando subió 28 kilos de peso durante su embarazo, sufrió 'bullying' de parte del sexo masculino.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Galilea Montijo reveló que el año pasado, cuando subió 28 kilos de peso durante su embarazo, sufrió 'bullying' de parte del sexo masculino.

"Agradezco infinitamente los kilos que subí porque tengo en brazos a mi Mateo, sin embargo fui testigo de la cantidad de gente que se ríe cuando una persona sube de peso. El 'bullying' es impresionante y tristemente viene de parte de los hombres.

"Ellos no entienden lo que significa dar a luz, dar vida, porque a una como mujer lo que menos le importa son los kilos que sube con tal de tener a tu bebé sano y en tus brazos, gracias a Dios. Por eso, yo subí los mejores kilos de mi vida, comí con singular alegría", declaró en conferencia de prensa.

La presentadora aseguró que las burlas en su contra no le afectaron:

"Tanta crítica es lo que menos te importa cuando llegas a tu casa y ves ese niño, ahí dices: ¡Qué digan misa!, porque para nosotras es lo mejor que nos puede pasar en la vida", sostuvo.

Aclaró que su esposo, el político Fernando Reina, jamás la críticó:

"Al contrario, era el primero que me echaba porras. Me decía: 'Te ves increíble y divina con tus kilos encima'. Tener un hombre así te ayuda. Él tiene una disciplina impresionante, se levanta a las 5 de la mañana antes de irse a trabajar".

A través de las redes sociales, dijo Galilea, un gran número de mujeres le pedían constantemente que compartiera la manera en que logró perder peso y en respuesta a todas ellas y a fin de contribuir con su salud es que habló del tratamiento que siguió para hoy lucir de nuevo una figura estética.

"Cuando di a luz subí 28 kilos, de los cuales, perdí 15 kilos a través de masajes linfáticos y me enrollaban con vendas. El resto los quité a base de tratamiento y proteínas. Me siento contenta de poderlo compartir, no hay ningún secreto, no existe una sonda en la que trate de meter la arrachera, sería medio bizarro, pero no sé por qué insisten en eso.

"Sólo fue cuestión de disciplina, de quererte. Creo mucho en el tratamiento de Lila Flores porque a mí me ha funcionado y espero que a hombres y mujeres también les sirva", apuntó.