Última Hora

Hasta ahora nadie se lo imaginaba, pero el papa Francisco podría nombrar pronto a una mujer como cardenal.

El primer papa jesuita de la iglesia, está llamado a sorprender cada día no sólo con sus palabras sino también con sus gestos.

Para el sacerdote, Sixto Varela, párroco de San Joaquín, esta posibilidad les llena de alegría, y pese a lo que muchos podrían pensar, no sorprende a la iglesia.

“Tenemos que salir a buscar a la oveja, no solo a la extraviada sino a todas. Necesitamos profundizar en un papel más fuerte de la mujer dentro de la iglesia, si sacamos a la mujer de la vida de la iglesia nos quedamos con los templos vacíos”, dijo.

Según lo dice hoy el diario El País de España, Francisco piensa seriamente en designar a una monja como cardenal de la iglesia, algo que nunca en la historia ha sucedido.

“La iglesia debe ser fiel a sus bases”, afirma Varela, pero además agrega que para realizar estos cambios, el papa debería modificar el Código de Derecho Canónico, un reforma profunda.

Esto se debe a que existe la prohibición de que una mujer ocupe un cargo de este tipo.

Este papa ha llegado a Roma con un programa bien concreto: cambiar no sólo la maquinaria eclesial sino también resucitar el cristianismo de los orígenes.

“Él mismo lo ha dicho, él le está pidiendo al señor discernimiento, pues los cambios que le está introduciendo a la iglesia no son de la noche a la mañana”, agregó.

El sumo pontífice, desde su llegada no perdió un minuto para sembrar de gestos inesperados su pontificado, con espanto de muchos, dentro y fuera de la iglesia.

Francisco sabe que el tema femenino dentro de la iglesia está sin resolver y que no puede esperar.

Lo ha dejado claro con dos frases lapidarias en su última entrevista a Civiltá Católica: “la iglesia no puede ser ella misma sin la mujer”.