Última Hora

La presión de los exámenes puede pasarle una cara factura a los estudiantes de quinto año que se preparan para las pruebas de bachillerato.

Es en ésta época del año en la que los jóvenes presentan más ataques de ansiedad y de pánico.

Aprender a manejar la ansiedad durante un examen puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Los ataques de ansiedad y de pánico se incrementan en época de exámenes y las pruebas de bachillerato son un detonante.

La presión que manejan los adolescentes con la llegada de las pruebas y todo lo que ellas significan en el proceso de cambio de sus vidas, puede generar altos niveles de estrés que si no se manejan de manera adecuada puede llegar a niveles alarmantes.

Los especialistas recomiendan tratamientos naturales y terapia para combatir los ataques de pánico, que pueden escalar hasta imposibilitarle a quien los padezca llevar una vida normal.

La preparación es fundamental, así como el apoyo de los padres en el proceso. Si los niveles de estrés le están imposibilitando concentrarse, recurra donde un especialista.