Última Hora

Entretenimiento

Una banda de carnaval invade la marea negra que toma cuenta del Rock in Río

Los integrantes del Sargento Pimenta, que todos los carnavales arrastran multitudes interesadas en escuchar los temas del legendario cuarteto inglés con instrumentos típicos de las comparsas carnavalescas...

Agencia EFE Hace 9/22/2013 3:47:00 PM

Río de Janeiro, 22 sep (EFE).- El Sargento Pimenta, una banda que se ha hecho popular por interpretar a ritmo de samba las canciones de The Beatles en el Carnaval de Río de Janeiro, animó hoy la marea negra de público que tomó cuenta de la Ciudad del Rock en el último día del Rock in Río para ver a las bandas de heavy metal.

Los integrantes del Sargento Pimenta, que todos los carnavales arrastran multitudes interesadas en escuchar los temas del legendario cuarteto inglés con instrumentos típicos de las comparsas carnavalescas, ofrecieron hoy un insólito concierto en uno de los palcos secundarios de la Ciudad del Rock, la sede del Rock in Río.

Y la banda, ataviada de colores y con instrumentos poco conocidos para los metaleros, divirtió a un nutrido grupo de admiradores del heavy metal, en su gran mayoría vestidos de negro, que acudió hoy al festival para escuchar las bandas más pesadas de esta temporada, como Iron Maiden, Slayer, Avenged Sevenfold, Helloween y Destroyer.

Las canciones de The Beatles a ritmo de Carnaval no sonaron como una herejía para cientos de jóvenes y veteranos tatuados, que vestían camisetas negras con mensajes satánicos o con la figura de Eddie, la famosa mascota de Iron Maiden, y con prendas de cuero.

Algunos hasta bailaron al ritmo de "Hey Jude", "Let it be" y "Twist and Shout" con pasos más delicados que los que acostumbran dar cuando saltan y se empujan con los ritmos del metal.

El Sargento Pimenta se presentó en el tejado de una de las construcciones que forman parte de la llamada Calle del Rock, una vía de una cuadra con fachadas de locales y residencias que emulan al bohemio barrio de Camden Town, el reducto en Londres de artistas y músicos alternativos.

Esta banda, fundada en 2010 por admiradores de The Beatles que también querían festejar el Carnaval de Río de Janeiro, fue elegida como el mejor bloco (comparsa carnavalesca) del Carnaval de 2011.

"El rock también forma parte del Carnaval", insistían en gritar hoy en la Ciudad del Rock los integrantes de la banda, cuya presentación en el Carnaval del año pasado atrajo a cerca de 60.000 personas.