Última Hora

Minuto 87: Alejandro Alpizar gana un balón en el área del Saprissa. Acosado por Jordan Smith remata y la pecosa, pidiendo permiso cruza la línea de cal. Rojinegros celebran el triunfo.

Minuto 89: Porfirio López marra el despeje y Diego Estrada clava el puñal morado y deja en firme la paridad.

Tras 90 minutos: 4-4. Saprissa y Alajuelense dividen honores en un encuentro marcado por la pasión y la emoción.

El primer tiempo del choque quedará para la historia.

Cinco goles, todos en entre el minuto 23 y el 44’. Alajuelense perdió la ventaja y se fue a los camerinos abajo en el marcador, luego de haber sido superior en la mayor parte de la primera mitad.

Al 12’ Alajulense avisó que llegaba a La Sabana con el triunfo entre ceja y ceja. Palacios revienta la madera del marco de Donny Grant y Kevin Sancho la tira por fuera.

Pero la sed de gol de Sancho tardaría poco en ser saciada. Al 23’ Ariel Soto llegó por el andarivel izquierdo, centra y Sancho se eleva sobre Barquero para el primer gol manudo.

La confusión de la defensa saprissista, que no encontraba respuestas al vendaval manudo, se confirmaba con el gol de García. Recogió varios rebotes y la puso en el fondo de la cabaña morada.

Con un Alajuelense dominante y claro el día se nublaba para los tibaseños, que abajo 0-2 se mostraban perdidos.

Hasta que al 39’ Manfred Russell lleva de paseo a Porfirio por la banda derecha y tira un centro. Barquero aparece de la nada y pone la redonda en la esquina contraria del marco liguista.

El envión anímico se convirtió en avalancha morada al 41’. David Ramírez de cabeza vence a Pemberton.

Al 44’, ante el asombro del respetable, tanto morado como rojinegro, Barquero vuelve a colocar un dardo en el fondo de las piolas.

En medio de la lluvia Saprissa se fue al descanso arriba en los carteles. Los de Rónald González sorprendidos por darle la vuelta al marcador, los Óscar Ramírez buscando respuestas al descalabro.

¡Primer tiempo épico para los amantes del fútbol!

La complementaria no defraudó.

Nuevamente Alajuelense se vio mejor en los primeros instantes y la presión le pasó la factura a Robinson. Trató de despejar un centro que
buscaba a Palacios y su rechazo congeló a Grant y con el auto gol el encuentro se ponía 3-3.

El segundo tiempo transcurría con los rojinegros buscando con balón dominado, con los morados poniendo tesón más que buen toque.
Pemberton salva dos en la línea rojinegra, mientras las uñas desaparecen en las graderías.

Luego de las apariciones de Alpizar y Estrada la gente se retiró del estadio. Gargantas cansadas de gritar gol y un empate que se coló en la historia de los mejores partidos de la historia, que ha visto a Saprissa y a Alajuelense enfrentarse 281 veces.

Saprissa y Alajuelense empataron a cuatro goles, se dejaron una unidad y sembraron una memoria con un choque de gran altura.