Última Hora

Noticias

Familias de presos muertos en penal de Honduras reclaman justicia

Familiares de los 362 reclusos que murieron hace un año en un incendio en el penal de Comayagua, Honduras, exigieron este jueves al gobierno de Porfirio Lobo, en un mitin frente a la Casa Presidencial, el pago de indemnizaciones y castigo para las autoridades que consideran culpables "por acción u omisión".

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Familiares de los 362 reclusos que murieron hace un año en un incendio en el penal de Comayagua, Honduras, exigieron este jueves al gobierno de Porfirio Lobo, en un mitin frente a la Casa Presidencial, el pago de indemnizaciones y castigo para las autoridades que consideran culpables "por acción u omisión".

"No a la impunidad, por la verdad y la justicia y la reparación", decía una manta que unos cien manifestantes colocaron en un portón de acceso a un estacionamiento de la Casa Presidencial, este de la ciudad. En el suelo un tosco ataúd de madera sin pintar simboliza la muerte de sus familiares.

"Queremos que se castigue a los culpables por acción u omisión, ya pasó un año de impunidad", expresó a la AFP Luis Euceda, fiscal del Comité de Familiares de Víctimas del Penal de Comayagua.
A la medianoche del 14 de febrero de 2012, un incendio en la prisión de Comayagua -90 km al norte de Tegucigalpa- se convirtió en un infierno para los 852 internos, muchos de los cuales murieron atrapados, calcinados o asfixiados por el humo.

Las llaves de las celdas se extraviaron o confundieron y la demora en abrirlas generó la muerte a la mayoría de recluidos en cinco de diez de ellas, diseñadas originalmente para albergar a 45 personas cada una, pero en las que se hallaban hasta 100 reos.

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés) estableció que el origen del fuego fue causado presuntamente por un cigarro, un encendedor o un fósforo.

"No creemos en ese informe. El Ministerio Público tomó testimonios de 250 (reos) sobrevivientes en los que está claro que hubo responsables, el director, el comandante de guardia y el llavero", sentenció el presidente del Comité, Geovani Vásquez.

Adelantó que el reclamo de indemnizaciones "pasará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque ya ha pasado un año y (en el gobierno) solo son mentiras de que nos van a indemnizar".

"Hay como 850 niños huérfanos, muchos de ellos no pudieron ir a la escuela por falta de capacidad económica" de las familias, denunció Euceda.

Según organismos de derechos humanos y entidades estatales de Honduras, las 24 cárceles del país enfrentan severos problemas de hacinamiento, porque fueron construidas para albergar a unos 8.000 presos, pero mantienen a unos 13.000, el 60% de ellos sin condena.