Última Hora

Internacional

Fuerzas israelíes entran en centro comercial de Nairobi atacado por islamistas

Un gran número de soldados con cascos y chalecos antibalas, algunos con lanzagrandas, se encontraban en los alrededores del centro comercial.

AFP Agencia Hace 9/22/2013 7:04:00 AM

NAIROBI, 22 septiembre 2013 (AFP) - Fuerzas especiales de seguridad israelíes ingresaron el domingo en el centro comercial de Nairobi asaltado por un comando islamista en un ataque que dejó al menos 59 muertos y un número indeterminado de personas retenidas como rehenes.

"Los israelíes acaban de entrar y están socorriendo a rehenes y heridos", dijo esta fuente que requirió el anonimato. Añadió que las fuerzas especiales llegaron a Nairobi por la mañana.

El centro comercial de lujo Westgate Mall es parcialmente propiedad de israelíes.

Interrogado por la AFP el portavoz del ministerio israelí de Exteriores, Paul Hirschson, se abstuvo de comentarios. "No tenemos la costumbre de comentar una operación conjunta de seguridad que podría o no estar en curso", dijo.

Un comando islamista integrado por unos 10 hombres encapuchados irrumpió el sábado a mediodía en el Westgate Mall disparando con armas automáticas y arrojando granadas contra clientes y empleados de este lujoso centro comercial.

Respaldados por miembros de los servicios de seguridad en civil de embajadas occidentales, policías y militares kenianos intentaron identificar a los agresores en un laberinto de tiendas de todo tipo en donde es fácil esconderse.

Más de 24 horas después del inicio del ataque, los enfrentamientos proseguían el domingo a media jornada.

Las fuerzas de seguridad de Kenia mantenían el domingo el asedio al lujoso centro comercial.

A primera hora de la mañana, se escuchó un intenso tiroteo procedente del interior del centro comercial, rodeado por las fuerzas de seguridad que recibieron importante refuerzos y prohibieron el acceso a los periodistas.

"Hasta ahora, hay 59 muertos", entre ellas dos mujeres francesas y dos canadienses, según un último balance proporcionado por el ministro del Interior, Joseph Ole Lenku.

El ministro también informó de 175 heridos, entre los que hay ciudadanos estadounidenses, británicos y numerosos occidentales.

"Un cierto número de agresores siguen aún en el lugar, entre 10 y 15" precisó además Ole Lenku.

El poeta y político ghanés Kofi Awoonor está también entre las víctimas mortales del ataque, anunció este domingo el presidente de Ghana, John Dramani Mahama, en un comunicado.

Los shebab reivindican la matanza

El sábado por la noche, los shebab somalíes, vinculados a Al Qaida, reivindicaron a través de Twitter la matanza y señalaron que la operación es una represalia contra la intervención de las tropas kenianas en Somalia y que ya "previnieron a Kenia en numerosas ocasiones".

"El mensaje que mandamos al Gobierno y población kenianos es y será siempre el mismo: retiren todas sus fuerzas de nuestro país", agregó el mensaje de los islamistas somalíes.

Las Fuerzas Armadas kenianas penetraron en Somalia en 2011 y desde entonces mantienen su presencia en el sur del país en el marco de una fuerza africana multinacional que apoya al gobierno somalí en su lucha contra los shebab.

Un gran número de soldados con cascos y chalecos antibalas, algunos con lanzagrandas, se encontraban en los alrededores del centro comercial.

"El número de rehenes sigue siendo desconocido, pero se encuentran en varios lugares. Las plantas altas (del centro comercial) fueron aseguradas. No se pudo establecer ninguna comunicación (con los islamistas)", declaró el Centro Nacional de Operaciones en un mensaje publicado este domingo en Twitter.

Clientes y empleados del centro comercial, traumatizados y atrapados largas horas en el centro, siguieron emergiendo el sábado por la noche en grupitos a medida que se producía la lenta y prudente progresión de las fuerzas de seguridad.

Los heridos y los cuerpos de las víctimas fueron trasladados por los servicios de emergencia.

Este centro comercial, abierto en 2007 y con una participación de capital israelí, tiene restaurantes, cafés, bancos, varias salas de cine y un gran supermercado donde el sábado numerosas familias realizaban la compra.

Las empresas de seguridad mencionaban regularmente al Westgate Malle, que atrae a miles de personas, como posible objetivo de los grupos relacionados con Al Qaida.

"Kenia no se dejará intimidar por el terrorismo", reaccionó el sábado por la noche el presidente del país, Uhuru Kenyatta.