Última Hora

15 familias en Tirrases de Curridabat viven en una casa segura gracias a la Campaña Techos Morados que este año pretende ayudar a vecinos de río azul.

Entrar a su nueva casa, ya no le genera ningún tipo de angustia a Yorleny Fernández y sus dos hijos.

Esta madre soltera, junto a 15 familias del Proyecto Valle del Sol, en Tirrases de Curridabat, recibieron una vivienda gracias a la primera Campaña Techos Morados, de la Fundación Saprissa en alianza con la organización Techo.

Luego de 11 años viviendo en este lugar, los problemas con el agua y el frío que se metía en su antiguo refugio, han desaparecido. Su nueva casa se ha convertido en el centro de todo.

La donación no es total, ya cada familia debe aportar un monto de 65.000 colones, con el que se pretende generar un sentido de pertenencia entre los beneficiados y el inmueble.

Además, una empresa patrocinadora y los mismos integrantes de la familia se involucran en el proceso constructivo.

Este año, la meta de la fundación es construir 20 techos morados de emergencia en el distrito de Río azul, campaña a la que se ha sumado el Club Sport Cartaginés.