Última Hora

Internacional

Cientos de rebeldes sirios juran lealtad a grupos de Al Qaeda

Centenares de rebeldes sirios han prometido lealtad a grupos afiliados a Al Qaeda en el norte y el noreste del país, dijeron el viernes activistas y fuentes islamistas...

Agencia Reuters Hace 9/20/2013 4:36:00 PM

Centenares de rebeldes sirios han prometido lealtad a grupos afiliados a Al Qaeda en el norte y el noreste del país, dijeron el viernes activistas y fuentes islamistas, una situación que refuerza el control de los integristas en la zona.

No solo combatientes aislados, sino unidades enteras se han unido a los pequeños pero poderosos grupos relacionados con Al Qaeda -el Frente Nusra y el Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL)- en los últimos días, informaron fuentes dentro de Siria.

"Esta es una señal de que los grupos radicales siguen creciendo en poder. Esta región podría caer en manos de los jihadistas", dijo un activista en la localidad de Raqa, en el este del país, que pidió no ser identificado. "Podríamos ver que esto se convierte en una tendencia".

Los combates entre Nusra o EIIL y los grupos menos eficaces pero más moderados que componen la mayor parte de los combatientes de la oposición han aumentado, sobre todo en el territorio que controlan los detractores del presidente Bashar al-Assad en las fronteras norte y este de Siria.

Al menos dos brigadas de rebeldes se habrían unido al Frente Nusra en la provincia de Raqa, controlada por la oposición y fronteriza con Turquía. Una de ellas, los Revolucionarios de Raqa, tiene unos 750 integrantes, según una fuente próxima a grupos islamistas que habló a condición de no ser identificado.

Otro grupo, la Brigada de la Victoria de Dios, dijo en un comunicado en Facebook que todos sus líderes y combatientes han jurado lealtad al Frente Nusra.

"La Brigada de la Victoria de Dios, que incluye 15 batallones, ha comprometido su lealtad al Frente Nusra, dando su completo sometimiento (a él) en momentos de dificultad y de facilidad", agregó.

Un video publicado por activistas de Raqa el viernes mostró un enorme convoy de combatientes en coches y furgonetas con artillería y ametralladoras mientras ondeaban banderas negras.

Las potencias occidentales se han mostrado reticentes a dar más apoyo o armas a la oposición, sacudida no solo por divisiones internas sino por el aumento de la influencia de grupos de Al Qaeda.

Los enfrentamientos entre los islamistas más radicales y los rebeldes moderados son cada vez más frecuentes, y activistas temen que esté debilitando la revuelta que comenzó hace dos años y medio contra Asad.

El levantamiento comenzó en forma de manifestaciones pacíficas contra las cuatro décadas en el poder de la familia Asad, pero degeneró en una guerra en la que han muerto más de 100.000 personas.

Aunque parte de la tensión se debe a motivos ideológicos, en general los combates entre los rebeldes se deben al control del territorio y del botín de guerra.

Muchos rebeldes sirios se ven atraídos a las unidades radicales porque suelen ser más eficaces que las fuerzas moderadas, que tienen apoyo occidental pero una ayuda militar inestable.

Los islamistas tienen fuentes continuas y privadas de financiación e incorporan combatientes experimentados, muchos de los cuales han luchado contra tropas estadounidenses en Irak o Afganistán.