Última Hora

Los delincuentes renuevan sus tácticas para cometer nuevos timos, que ya fueron detectados por la sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

En el número uno se encuentra el timo de la prueba de manejo. Este lo cometen en Paso Ancho, en el lugar donde aplican las pruebas teóricas de manejo.

Las víctimas son personas que fallan el examen. Los timadores ofrecen conseguir el permiso de manera ilegal y solicitan dinero.

También que deben llevar una fotografía que toman con el celular de la víctima. Argumentan que deben presentar la foto a su contacto en la institución y es así como se llevan el dinero y el celular.

En el número dos está el timo del familiar detenido. Los afectados en este caso son personas con familiares en el extranjero, principalmente México y Estados Unidos.

Los delincuentes averiguan que la víctima tiene parientes en otro país. Llaman por teléfono, dicen que su voz se escucha diferente porque están enfermos y que van a venir a Costa Rica con mucho dinero y regalos.

Pero al día siguiente el ofendido recibe una llamada de que su pariente fue detenido en México y que deben depositar dinero para dejarlo en libertad.

El timo número tres es el del carro barato. Este lo realizan desde Europa, por parte de estafadores que ofrecen vehículos de lujo a precios muy atractivos.

Los supuestos vendedores piden una señal de trato que deben depositar por medio de un servicio de transferencia de fondos.

El depósito lo solicitan incluso a nombre de un familiar del comprador para no levantar sospechas.

Luego piden el envío del comprobante y es entonces cuando los timadores retiran el dinero, pues en esos países no solicitan la identificación a la persona que hace el retiro.

El cuarto timo es el de los millones en el banco.

Este lo realizan por internet, enviando un correo electrónico indicando que tienen millonarias sumas de dinero que no pueden nacionalizar en sus países por problemas.

Ellos ofrecen un alto porcentaje del dinero, pero a cambio piden entre 500 y 5000 dólares para hacer los trámites de depósito a las cuentas en bancos costarricenses, cosa que nunca sucede.

En el quinto puesto está el timo del comprador por internet. Los estafadores ofrecen comprar productos anunciados en sitios de comercio electrónico.

Se hacen pasar por personas ocupadas con altos cargos. Cuando el vendedor llega a entregar el producto dicen estar ocupados, por ejemplo en una operación.

Piden que dejen el artículo en determinado lugar y que vayan a otro sitio a retirar el dinero, cosa que nunca ocurre.

Si usted fue víctima de alguno de estos timos por favor comuníquese al 800-8000-645 del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).