Última Hora

Aunque todo debería ser celebración el sector cafetalero, en el día nacional de este grano los productores tienen poco que festejar.

El gris panorama se debe a la reciente la afectación producto de la roya, mal que compromete de manera directa la próxima cosecha del denominado grano de oro.

La baja incidencia de lluvias durante el año y un exceso de confianza de los productores de las zonas más golpeadas, serían las causas de la propagación del hongo, que tiene la capacidad de acabar con plantaciones completas.

Un fideicomiso de cuarenta millones dólares, sería clave en la lucha contra la roya y la recuperación de las plantaciones perdidas.

Según datos del ICAFE, 60 mil de las 95 hectáreas de territorio nacional dedicadas a la producción de café, resultaron con alguna afectación.