Última Hora

Arrancó el Warp Weekend, e inició con el cierre de oro, la banda Café Tacvba llenó de buen ambiente el Gimnasio Nacional.

A las 7:46 p.m. comenzó 424 mostrando un recorrido de su trabajo, aún el ambiente no calentada, y con poca gente, los presentes coreaban las canciones de la banda. Mientras el vocalista de la banda recordaba lo que era estar ahí después de quince años.

Una hora después Cocofunka puso a bailar a todos los presentes. La banda llenó de energía a los ticos que se sabían sus canciones. Ahí nos contó Nacho, uno de sus integrantes, que pronto irán a Nueva York.

Pero el broche de éxito lo dieron los Cafetas, que tan con tan solo empezar a salir volvieron locos a los muchos fanáticos que llenaron el lugar.

Quizá por los años, pero sin duda, se podían ver a los fanáticos de toda una vida de la banda ser parte de este concierto, corear, gritar y claro pedir sus canciones favoritas. La banda realizó un recorrido por su nuevo disco, sin ser tan ingratos de no tocar canciones de las viejas y buenas.

Ya para la cuarta canción de la banda el calor del lugar y los gritos nos hacen confirmar que en efecto, los fanáticos de Café Tacvba son más fieles que muchas parejas.