Última Hora

Tal parece que la intención del gobierno de reducir las presas se quedó corta.

En la mañana el ingreso adelantado de los burócratas no tuvo mayor efecto y por la tarde el caos tomo las calles capitalinas.

La saturación de vehículos se dio como es habitual al final de la tarde.

El hecho de que se adelantara el horario de los burócratas, poco influyó para que las presas se redujeran.

Este jueves 55.000 empleados del gobierno adelantaron su horario de ingreso y lo hacen a las 7 de la mañana.

Con su salida no hubo mayor efecto a mitad de la tarde, pero siempre se presentaron embotellamientos por la tarde.

En horas de la mañana algunos mostraron su frustración al ver como las presas les consumían su tiempo.

Por su parte las autoridades valorarán los resultados de la medida para conocer su impacto real

Los empleados públicos ingresaran por dos meses a las 7 de la mañana mientras Circunvalación siga cerrada.