Última Hora

Hace cuatro años un terremoto borró el pueblo de Cinchona y le quitó a Ana Cambronero lo más preciado: a toda su familia.

Bajo los escombros quedaron su esposo y sus tres hijos.

Pero ella, lejos de sucumbir ante el dolor, doña Ana hoy le da fuerza a otros y lucha por sacar adelante su propio negocio.

Repase el reportaje y la entrevista en vídeo.