Última Hora

Internacional

Senado francés aprueba prohibir concursos de belleza para niñas

El Senado francés se pronunció el martes a favor de una propuesta para prohibir los concursos de belleza para niñas menores de 16 años, con miras a prevenir lo que un informe parlamentario llamó...

AFP Agencia Hace 9/18/2013 3:01:00 PM

El Senado francés se pronunció el martes a favor de una propuesta para prohibir los concursos de belleza para niñas menores de 16 años, con miras a prevenir lo que un informe parlamentario llamó "hiper-sexualización" de las niñas.

La iniciativa, contenida en una enmienda de una ley más amplia sobre la equidad de los sexos, recibió por aplastante mayoría (146 votos contra uno) el apoyo de la Cámara alta del Parlamento francés. El texto aún debe ser aprobado en los mismos términos por la Asamblea Nacional para entrar en vigor definitivamente en Francia.

La enmienda del Senado se basa en un informe parlamentario titulado "En contra de la Hiper-sexualización: Una nueva lucha por la igualdad", que instó a prohibir la ropa de adultos en tamaño para niñas, como los sujetadores con relleno y los zapatos de taco alto, y pidió poner punto final a las competencias para menores de 16 años.

"No permitamos que nuestras niñas crean desde una corta edad que solo valen por su apariencia", dijo la autora del informe y exministra de Deportes de Francia, Chantal Jouanno.

Según la enmienda propuesta por el Senado, los organizadores de los concursos de belleza podrían enfrentar dos años de prisión y a una multa de 30.000 euros (40.000 dólares).

Para muchos diputados, esta sanción es demasiado severa, lo que podría llevar a que la enmienda se deseche cuando llegue a la Asamblea Nacional.

La medida fue motivada por la controversia causada en diciembre del 2010 por la editorial de la famosa revista de moda Vogue, en la que aparecían fotografías provocativas de una niña francesa de 10 años.

La modelo, Thylane Loubry Blondeau, y otras dos niñas posaron con gran cantidad de maquillaje, vestidos ajustados, tacones y joyas costosas.

Vogue defendió las fotografías argumentando que simplemente reflejaban la fantasía común entre las niñas de vestirse como sus madres.

Veronika Loubrey, madre de Blondeau, una actriz convertida en diseñadora, fue quien causó más indignación al escribir en su página de Internet: "Mi hija no está desnuda: no exageremos".

Las fotografías de Vogue generaron controversia en Francia y también en el extranjero, donde fueron consideradas realmente inapropiadas.